Blog

Novedades del mundo Motor

¿Cómo calcular el consumo de mi coche?

  • 10 noviembre, 2016
  • MOTOR
  • Publicado por
  • Comentarios desactivados en ¿Cómo calcular el consumo de mi coche?

Conocer el consumo exacto de combustible de nuestro vehículo es el primer paso para gastar menos y ahorrar lo máximo posible en este aspecto. Si bien es cierto que consultando el catálogo off/online del fabricante podemos conocer fácilmente los datos de consumo de nuestro vehículo, no lo es menos que estos datos son obtenidos a través de pruebas de consumo que se realizan en condiciones ideales, por ejemplo; en circuitos cerrados, a 90 km/h en carretera, sin espejos retrovisores, etc. Por lo tanto, como es de suponer, estos datos pueden diferir bastante de los que podríamos obtener a través de una medición realizada en unas condiciones normales de uso de nuestro coche. No tendrán que ver esos niveles de consumo con los que nuestro vehículo va a tener en desplazamientos en autovías, en desplazamientos urbanos, mixtos, etc.

Por otra parte, hay que tener también en cuenta que el factor que más condiciona el consumo de combustible de nuestro vehículo es nuestra forma de conducción. Si empleamos una conducción más agresiva, sin intentar evitar cambios bruscos de velocidad, bien debidos a aceleraciones rápidas como a frenadas repentinas, nuestros niveles de consumo de combustible se dispararán. Si por el contrario tratamos de llevar una conducción lo más fluida posible, conseguiremos mantener nuestro gasto en repostajes más bajo.

Déjanos tus datos de contacto y te diremos la potencia que estás dejando de disfrutar...

Responsable » Rodrigo Vivar, responsable de BR-Performance España y Reprosport. Finalidad » Enviarte información sobre reprogramación de centralitas y la optimización de tu coche. Legitimación » Tu consentimiento. Almacenamiento » Tus datos serán almacenados en los servidores de Active Campaign, proveedor de email marketing acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield. Derechos » Tienes derecho a a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más Información » ver política de privacidad

Algo similar ocurre con los datos sobre consumo que nos ofrece el ordenador de a bordo de nuestro coche, en el caso de que contemos con esta tecnología. Estas mediciones pueden ofrecernos unas cifras orientativas sobre nuestro consumo, pero no siempre podemos dar por supuesta su fiabilidad, ya que el consumo de combustible es uno de los principales reclamos de marketing de las marcas de coches a la hora de atraer a sus clientes, y podríamos decir que la tentación a la que se ven sometidos para hacer que sus vehículos realicen estas mediciones de manera “demasiado optimista” son muy notables.

Por todo esto, a continuación, vamos a ver cuál es la mejor manera de medir el consumo real de nuestro coche. Y lo vamos a hacer de la forma más fiable y representativa de los niveles de consumo que tenemos durante nuestro uso habitual del vehículo. Para ello, procederemos de la siguiente manera:

1. Tomaremos como referencia para nuestro cálculo un período de tiempo suficientemente significativo durante el cual utilicemos el coche cierto número de veces. Si utilizamos el coche a diario para ir al trabajo, ese período puede ser de una semana. Si por el contrario utilizamos el coche para realizar desplazamientos ocasionales, deberemos ampliar el tiempo de recogida de datos. Cuanto mayor sea la muestra de datos que analicemos, más fiable será el cálculo de nuestro consumo medio real.

hombre-volante-coche-conducir

2. Anotaremos sistemáticamente el kilometraje y cantidad de combustible que introduzcamos en el depósito después de cada repostaje, llenando el depósito en su totalidad. De esta manera, podremos establecer una relación entre los litros de gasolina o de diésel (el tipo de combustible no influye a la hora de realizar el cálculo de consumo) que hemos repostado y los kilómetros que hemos podido recorrer con ellos.

3. A lo largo de todo este proceso, es importante que mantengamos una serie de hábitos de cara a lograr la máxima fiabilidad en nuestras mediciones. En este sentido, debemos intentar repostar siempre en la misma estación de servicio en la medida de lo posible, o al menos, en estaciones de una misma casa. También hay que intentar llenar el depósito hasta el mismo límite. Una buena forma de hacer eso es parar de repostar una vez que el surtidor corta el suministro de combustible de forma automática al detectar que el depósito está lleno. Sea cual sea el criterio que usemos, tendremos que intentar mantenerlo en cada repostaje.

4. A partir de los datos obtenidos, realizaremos el cálculo de la media de consumo para cada 100 kilómetros recorridos. Con esto, obtendremos la cantidad de litros de combustible que necesitamos de media para recorrer 100 Km, que suele ser la manera más común de expresar el consumo de un coche.

tankstelle bei nacht / petrol station at night

Lo veremos más claramente a través de un ejemplo:

Supongamos que utilizamos el coche todos los días para desplazarnos hasta nuestro puesto de trabajo, que está situado a 30 kilómetros de nuestra casa. A lo largo de un mes, hemos repostado 5 veces. En cada repostaje, hemos anotado tanto el kilometraje total del vehículo como los litros repostados hasta llenar el depósito. Hemos obtenido estas cifras:

1º Repostaje: kilómetros: 150.000; litros repostados: 20

2º Repostaje: kilómetros: 150.500; litros repostados: 50

3º Repostaje: kilómetros: 150.650; litros repostados: 10

4º Repostaje: kilómetros: 151.000; litros repostados: 25

5º Repostaje: kilómetros: 151.300; litros repostados: 40

A partir de estos datos, podemos saber que a lo largo del mes hemos consumido un total de:

50 L+10 L+25 L+40 L=125 L

*Nota: hay que tener en cuenta que los primeros 20 litros repostados para terminar de llenar el primer depósito no debemos contarlos, ya que este volumen lo hemos consumido anteriormente para llegar a los 150.000 km (o el kilometraje inicial que tomemos como referencia) en el marcador de nuestro vehículo, momento en el que iniciamos la recogida de datos.

Durante este mismo tiempo habremos recorrido:

151.300 km-150.000 km=1.300 km

Haciendo una regla de tres, podremos calcular la cantidad de combustible utilizada de media para recorrer 100 km, lo que representará nuestro consumo medio real:

(100 km*125 L)/(1.300 km)=9,615 L

Es decir, que nuestro consumo medio será de 9,615 litros por cada 100 kilómetros recorridos.

A través de este sencillo procedimiento seremos capaces de saber exactamente cuál es el consumo de combustible de nuestro vehículo en nuestro uso habitual. De esta manera, no solo llevaremos un mejor control sobre nuestro gasto con el fin de intentar rebajarlo y ahorrar, sino que además podremos detectar desviaciones en las mediciones del ordenador de a bordo de nuestro coche, o comprobar la eficiencia real del combustible de diferentes proveedores. Y si después de realizar esta prueba crees que tu consumo es demasiado alto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ya que además de  aumentar la potencia de tu vehículo también podemos ayudarte a rebajar su consumo a través de la reprogramación de su centralita.

Contacta ahora

o llámanos al +34 635 85 03 94


Acepto la política de privacidad*

Responsable » Rodrigo Vivar, responsable de BR-Performance España y Reprosport. Finalidad » Enviarte información sobre reprogramación de centralitas y la optimización de tu coche. Legitimación » Tu consentimiento. Almacenamiento » Tus datos serán almacenados en los servidores de Active Campaign, proveedor de email marketing acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield. Derechos » Tienes derecho a a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más Información » Ver política de privacidad

Back to top